El Camaleón Calyptratus o Camaleón de Yemen (Cuidados y mantenimiento)

camaleon calyptratus
5/5 - (3 votos)

En este artículo de hoy hablaremos de los cuidados y una guía básica para tener un camaleón calyptratus, también llamado Camaleón Velado o Camaleón de Yemen, en casa y que no te falte absolutamente de nada. Una de las especies o animales exóticos que más de moda se están poniendo en España.

Uno de los mayores artistas del camuflaje, con unos colores impresionantes.

https://www.youtube.com/watch?v=STBno5A3auc

Los camaleones de Yemen son lagartos resistentes y de aspecto llamativo, con un alto casquillo en la parte superior de la cabeza. El cascarón está presente tanto en los machos como en las hembras, y ayuda a dirigir el agua que cae sobre sus cabezas hacia sus bocas. Estos camaleones tienen el cuerpo con bandas de tonos verdes, amarillos y marrones que se ajustan a diferentes tonos.

  • Tiempo de vida: Aproximadamente de 6 a 8 años en cautividad
  • Tamaño: Los machos de camaleón de Yemen pueden alcanzar de 45 a 60 cm. de longitud total (alrededor de 30 cm. de longitud del hocico a la boca más su cola), mientras que las hembras tienden a ser un poco más pequeñas de 25 a 33 cm. (sólo de 10 a 15 cm. de longitud del hocico a la boca más su cola).
Índice

    Comportamiento y temperamento del camaleón de Yemen

    Los camaleones de Yemen son territoriales y agresivos con otros camaleones, por lo que siempre deben ser alojados individualmente. Aunque suelen ser bastante dóciles con las personas, la manipulación habitual tiende a ser estresante para ellos. Son mascotas más adecuadas para ser observadas que para ser manipuladas.

    Estos camaleones no son buenas mascotas para los niños pequeños ni para quienes nunca han convivido con lagartos anteriormente o no tienen conocimientos avanzados para su cuidado.

    Lugar dónde colocar a un Calyptratus

    Los camaleones nunca deben mantenerse en un terrario o acuario de cristal. Necesitan la ventilación que proporciona un recinto de malla. No se recomienda el uso de mallas metálicas o de fibra de vidrio, pero sí de telas metálicas recubiertas de PVC.

    El espacio vertical es esencial y se recomienda un tamaño de jaula de 90x60 cm. y de 90 a 120 cm. de alto (cuanto más grande y alto, mejor). A los camaleones les gusta trepar desde el suelo hasta lo más alto que les sea posible, por lo que la altura es de suma importancia. Se puede utilizar una jaula exterior cuando el clima es lo suficientemente cálido, siempre que se evite el sobrecalentamiento.

    La limpieza de la jaula es vital para evitar el crecimiento de bacterias o moho. Utilizar toallas de papel o papel de periódico para forrar la jaula facilita la limpieza y se puede colocar una mezcla de compost para reptiles en la parte superior. No utilices virutas de madera ni ningún otro sustrato que pueda ser ingerido accidentalmente y causar obstrucciones.

    Proporciona muchas plantas y ramas resistentes y no tóxicas. Los ficus se han utilizado a menudo para albergar camaleones, pero hay que tener cierta precaución, ya que la savia puede ser irritante.

    Otras plantas que puedes probar son el pothos, el hibisco y la dracaena. También pueden añadirse plantas artificiales y enredaderas artificiales. Se debe proporcionar una selección variada de ramas, asegurándose de que haya perchas seguras a diferentes niveles y temperaturas dentro de la jaula para que su camaleón se suba.

    Calefacción e iluminación

    Para los camaleones velados, debe proporcionarse una temperatura diurna de unos 22 a 26 ºC junto con un lugar para tomar el sol de 29 a 32 grados. Mientras que la temperatura de casa no baje de 18 a 21 grados por la noche, la calefacción nocturna no es necesaria.

    La mejor manera de calentarlos es utilizar una luz incandescente en un reflector o un elemento térmico de cerámica para alcanzar la temperatura del punto de asoleo, todo lo cual debe colocarse fuera de la jaula para evitar quemaduras.

    Todos los camaleones necesitan una fuente de luz ultravioleta de espectro completo (UVA/UVB). Mantén la luz ultravioleta de espectro completo encendida de 10 a 12 horas al día y sigue la recomendación del fabricante sobre la distancia a la que debe colocarse la bombilla desde donde el camaleón puede trepar (normalmente de 15 a 20 cm.).

    Recuerda que estas bombillas deben cambiarse cada seis meses. Los camaleones también se benefician de pasar tiempo al aire libre bajo la luz natural del sol cuando las temperaturas son lo suficientemente cálidas (pero ten cuidado con el sobrecalentamiento y asegúrate de que siempre haya sombra disponible).

    Humedad e hidratación

    El Calyptratus necesita un nivel de humedad moderado (alrededor del 50 por ciento). Nebulizar las plantas dos veces al día ayudará a mantener los niveles de humedad. También se recomienda un sistema de goteo o nebulización. Los camaleones rara vez beben de un cuenco de agua, pero absorben las gotas de agua de las plantas, por lo que el sistema de nebulización/goteo también sirve como fuente de agua. Coloca un sistema de goteo para que las gotas de agua caigan en cascada sobre las plantas del recinto. Invierte en un higrómetro para medir la humedad.

    Alimentación y agua

    Los camaleones de Yemen son en su mayoría insectívoros, por lo que deben ser alimentados utilizando varios insectos cada dos días. Los grillos suelen ser el pilar de su dieta, pero también puede alimentarse con langostas, cucarachas, gusanos del tebo (buenos para el calcio), gusanos de seda, moscas y saltamontes, así como gusanos de la harina, supergusanos y gusanos de cera (en cantidades limitadas, ya que tienen un alto contenido en grasa).

    Desconfía de los insectos capturados en el campo o en el bosque debido a la posible exposición a pesticidas y evita siempre alimentar a un lagarto con hormigas o luciérnagas. Todos los insectos deben estar completos, con sus vísceras. Muchos camaleones velados también comen algo de materia vegetal, por lo que es vital que sólo se utilicen plantas no tóxicas en el recinto de el camaleón.

    Puedes ofrecerle pequeñas cantidades de verduras y frutas, como hojas de diente de león, berza, col rizada, calabacín en dados, calabaza, pimiento rojo, arándanos y rodajas finas de manzana o pera. Vigila a tu camaleón y ajuste la cantidad de alimento según sea necesario. Si quedan muchos insectos sin comer o tu camaleón parece demasiado gordo, puedes reducir la cantidad que le das de comer.

    No dejes nunca presas vivas en la jaula durante mucho tiempo, ya que los insectos pueden atacar a tu camaleón, lo que puede provocar una infección.

    Es prudente espolvorear los insectos con un suplemento de calcio/vitamina D3 dos o tres veces por semana. Se puede añadir un suplemento multivitamínico y mineral una vez a la semana. Algunos expertos recomiendan elegir un suplemento que no contenga vitamina A, y utilizar en su lugar beta-caroteno.

    Cómo elegir un camaleón de Yemen

    Como ocurre con la mayoría de los lagartos exóticos, no hay forma de saber si una variedad salvaje ha estado expuesta a parásitos u otras posibles infecciones. Lo mejor es que adquieras tu camaleón velado de un criador de confianza. Observa cómo come antes de comprometerte a comprarlo, si es posible, para observar cualquier problema de apetito.

    Si sus ojos están nublados o hay mucosidad alrededor de la boca o las fosas nasales, pueden ser signos de un camaleón enfermo. Y si tiene manchas secas en la piel, esto puede indicar un problema de muda.

    Una vez que hayas elegido un camaleón de Yemen que consideres adecuado, haz que un veterinario especializado en reptiles lo revise en busca de parásitos. Esta no es una condición que sea necesariamente obligatoria pues no suelen tenerlos, pero siempre es aconsejable.

    Problemas de salud comunes

    Como muchos lagartos, los Calyptratus son propensos a las infecciones respiratorias y a las dolencias relacionadas con el estrés. La deficiencia de calcio y de vitamina A, derivada de una mala alimentación, también es bastante común.

    Si tu camaleón muestra enrojecimiento o exceso de saliva alrededor de la boca, puede ser un signo de putrefacción bucal o estomatitis. Esto debe ser tratado por un veterinario con experiencia en reptiles exóticos.

    La enfermedad ósea metabólica, resultado de una insuficiente exposición a luz UVB, es otra condición común entre los camaleones de Yemen. Puede parecer que tienen las patas tambaleantes, o que se vuelven letárgicos y tienen poco apetito. Esta es otra afección que se puede tratar si se detecta a tiempo, pero consulta a tu veterinario; la falta de apetito es un signo de muchas afecciones posibles para los camaleones, incluida una infección parasitaria.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos Cookies. Tus datos personales se tratarán y la información de tu dispositivo (cookies, identificadores únicos y otros datos del dispositivo) podrá ser almacenada, consultada y compartida con proveedores externos o utilizada específicamente por este sitio web o aplicación. Política de Cookies