Adoptar a un loro, ¿qué debes tener en cuenta?

adoptar loro
5/5 - (1 voto)

Los loros siempre se han considerado amistosas aves para tener en casa, además de ser muy sociables, requieren de una atención mínima debido a su independencia. Entre los animales exóticos, los loros resultan ser los más aptos para sitios cerrados, ya que se adaptan rápidamente a su entorno siempre que se les disponga de sus necesidades.

Adoptar un loro puede ser una experiencia divertida y gratificante, ya que te puedes pasear por las más de 350 especies que existen. Una de las más famosas para criar en casa el loro yaco o gris africano, una especie de tamaño menor que tiene una esperanza de vida de 50 a 60 años. Su adopción llenará a tu hogar de alegría por mucho tiempo.

jako cola roja adoptar loros

Más allá de saber cuál es la especie que vas a adoptar, debes pensar en el recibimiento, la preparación de su hogar, limpieza, alimentación y un sinfín de cosas más que serán primordiales para darle a tu loro una permanencia cómoda y grata.

Índice

    Preparación del hogar

    Antes de encaminarte a la primera asociación protectora de animales cercana, debes preparar y ambientar tu casa para que sea un lugar acogedor para el loro. Es bien sabido que las especies varían mucho de tamaño, pero cada una requiere de suficiente espacio como para ejercitarse y volar, pues a pesar de criarse o domesticarse, aún mantienen su instinto silvestre.

    Hay 2 puntos que debes resolver primero antes de adoptar a tu loro: cuál será su jaula y en qué alimentos se basará su dieta.

    Casa o jaula

    Los loros son especies pequeñas que suelen tener una longitud de 30 a 40 cm, no obstante, requieren de una pajarera o jaula alta y grande para que puedan extender sus alas, estirarse, jugar, ejercitarse y por supuesto, que cuente con una salida en la que se pueda posar, ya que el loro debe estar en semilibertad (medio día fuera de la jaula).

    Puedes optar por una jaula rectangular de proporciones similares en cada lado, prevaleciendo más la altura que su anchura. Es importante que tenga una rejilla en el suelo para el loro no se ensucie con sus heces, también debe contar con una salida superior en la que puedas colocar una percha, ya sea de madera natural o una rama. Esto permitirá que el loro se pose en la rama y tenga un tiempo fuera de la jaula.

    Toma en cuenta el tamaño del loro que quieres adoptar y también si va a querer adoptar su pareja, aunque los loros no son animales que requieran de esta.

    Coloca la jaula en un espacio alto, ya que el suelo es un lugar incómodo y que puede llenar de estrés al loro. Al ubicarla a la altura de tu pecho u hombros, el loro se sentirá más acompañado y menos nervioso. Además, debe estar expuesto levemente a la luz del sol.

    También deberás limpiar la jaula una vez por semana. Una buena higiene del hogar permitirá que el loro se sienta muy a gusto, brindándole más salud y vida.

    Accesorios que debe tener la jaula

    Sabes que debes comprar la jaula, pero ¿estará vacía? No. Los loros necesitan de entretenimiento y de algunos envases para alimentarse durante todo el día.

    Entre algunos de los accesorios que debes adquirir para que el loro se sienta al gusto, te menciono:

    • Percha de madera natural, así el loro podrá posarse fuera de la jaula y clavar sus uñas.
    • Pueden ser columpios, cuerdas o bloques.
    • Bebedero y comedor de acero inoxidable.
    • Envase para frutas y verduras. Este debe ser por separado para que no se mezclen con el pienso y mixtura.
    • Bañera pequeña, así podrá asearse las veces que quiera.
    • Hueso de sepia, para limar su pico y uñas.

    Alimentación

    Es un punto fundamental para que tu loro disfrute de una vida larga y saludable. Su bebedero siempre debe tener agua fresca, su comedero con comida y su envase con frutas y verduras que le permitan merendar cuando desee.

    La dieta de un loro puede variar, ya que este se alimenta de pienso o de semillas. La dieta más recomendada es el pienso, ya que este le aporta más nutrientes y vitaminas al loro al tener un valor proteico y calórico más elevado, aunque también puedes implementar ambos modos.

    Además del pienso y de las semillas, las frutas y verduras también le permitirán tener una calidad de vida alta, ya que estas le aportan vitaminas y estimulación.

    Aquí te dejo una breve lista de los alimentos aptos para tu loro:

    • Frutas: manzana, pera, kiwi, papaya, melón, sandía
    • Verduras: lechuga, brócoli, maíz, guisantes, pepino
    • Legumbres: judías, garbanzos (una vez por semana)
    • Arroz cocido (una vez por semana)
    • Alimentos de origen animal: huevo duro, pechuga de pollo cocinada (una vez por semana)

    Cuidados del loro

    Además de brindarle un buen hogar y alimentación, debes estar al tanto de la salud de tu loro con un chequeo cada mes en el veterinario. Una vez que has adoptado a tu loro, debes llevarlo cada 3 meses para desparasitarlo. La jaula también ser desparasitada cada 15 días con un spray.

    ¿Qué especie adoptar?

    Quizá una de las decisiones más difíciles que debes tomar sea la especie de loro que adoptar. Además de las 350 especies, hay otros géneros dentro de esta familia que, a pesar de ser plenamente silvestres, pueden adaptarse a la vida doméstica, aunque su cuidado es mucho más atento.

    Ejemplo de estos géneros es el guacamayo, ave perteneciente a la familia de loros con un tamaño mucho mayor, colores vivos y con una actitud más salvaje, pero, aun así, social y que requiere de la compañía de otras especies. Esta ave es ideal si vives en un espacio abierto o campo, dado que el guacamayo necesita volar diariamente y a largas distancias. Su tamaño también debe considerarse a la hora de adoptarlo, ya que los más grandes alcanzan una altura de 1 metro.

    Mantener a un guacamayo también resulta mucho más costoso. Por ese lado, si quieres ahorrar un poco en el cuidado de tu ave exótica, puedes optar por especies convencionales y de proporciones menores, como los loros grises africanos, también llamados yacos.

    El loro yaco es una de las especies más adoptadas por su adaptación a los espacios cerrados, ya que su cuerpo no excede los 40 cm. También se le conoce como loro de cola roja y también es de un peso muy ligero.

    ¿Por qué adoptar a un loro?

    Quizá la primera idea que se te pase por la cabeza es comprar un loro, pero con adoptarlo estarás colaborando con una muy buena labor y te explico por qué.

    Los loros son animales exóticos que han sido objeto del comercio ilegal, que por lo general obtiene cada especie del abandono de muchas personas que no se documentan con profundidad sobre el cuidado. No solo tiendas, sino centros de rescate son abarrotados de especies de loros que están en busca de un hogar que vele por sus necesidades y no esté en busca del provecho.

    Al adoptar un loro, estarás brindando un buen y cálido a espacio a una especie que tanto lo necesita. Como agradecimiento, esta te regalará muchos días de alegría y diversión, ya que dependiendo de la especie que escojas puede vivir hasta 90 años. Tu casa estará cálidamente ambientada con las ocurrencias de este particular animal.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos Cookies. Tus datos personales se tratarán y la información de tu dispositivo (cookies, identificadores únicos y otros datos del dispositivo) podrá ser almacenada, consultada y compartida con proveedores externos o utilizada específicamente por este sitio web o aplicación. Política de Cookies